Ministro de Consumo, ministra de Trabajo, vicepresidente del Gobierno de España

By 18 mayo, 2020Sin categoría
Ministro de Consumo, ministra de Trabajo, vicepresidente del Gobierno de España

Desde hace unas semanas, una situación inédita de emergencia sanitaria ha sacudido la vida de todos nosotros, de todos los ciudadanos que vivimos temporalmente en estado de alarma mientras que nos preparamos para abordar la nueva normalidad.

 En esta etapa no ha habido sector ni actividad que no haya visto afectado su día a día, ni ciudadano que no haya tenido que adaptarse a una nueva realidad y hacer frente a situaciones de auténtica supervivencia profesional.  Nadie duda de que el Turismo, con sus empresas y sus profesionales, es uno de los sectores que padece esta situación con mayor crudeza.

¿Por qué entonces esa desafección a nuestro trabajo, vicepresidente, ministra de Trabajo, ministro de Consumo?  ¿Por qué ese desprecio ante nuestra aportación a la economía?  ¿Por qué ese menosprecio a nuestros profesionales? ¿Por qué ese negacionismo?  Algunas de las últimas declaraciones públicas denotan no sólo un gran desconocimiento sino también una mentalidad llena de prejuicios.

El turismo, el viaje, era hace unas décadas privilegio de unos pocos. Para el ciudadano común y para el ciudadano global ha pasado de ser algo aspiracional a ser percibido hoy como un derecho, derecho a disfrutar de la movilidad, del conocimiento, de la cultura y de la experiencia. El siglo XXI ha universalizado el acceso a la tecnología y al ocio y ha democratizado su consumo. Todos queremos viajar, descubrir, conocer… Hemos pasado de ser 50 millones de viajeros en los 50 a 1.300 millones de viajeros hoy en día.

El turismo es además riqueza, legado, puerta de entrada de la innovación, del cambio, del conocimiento…  España fue en su momento el mejor ejemplo y hay muchos más muy recientes en nuestro entorno. Ser viajero, ser turista, es algo que todos somos en algún momento.

Ministro, ministra, vicepresidente, ¿viajar no es una de sus aficiones?

Como nuestros competidores europeos debemos poner todos los medios para mantener la posición mundial que nos corresponde y para que el empleo y las actividades que generan sean cada vez más cualificados y de mayor calidad. Y quiero terminar estas líneas subrayando la importancia del MICE, de la Industria de Reuniones y Eventos, y el liderazgo de España en este terreno en el que ser confiable es requisito indispensable para mantener su posicionamiento como destino.

El Turismo es una de nuestras fortalezas y por eso la nueva normalidad es también uno de nuestros desafíos como marca España. Una nueva mirada, ministra, ministro, vicepresidente, sobre un sector que es estratégico, para nuestro país es indispensable.

Confiamos en ello.

Matilde Almandoz

Presidenta Foro MICE

Presidenta OPC España

Leave a Reply